Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

¿QUÉ ES LA HEMOGLOBINA?

La hemoglobina es una proteína de los glóbulos rojos que se encarga de llevar oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. Su función en la sangre es de suma importancia, ya que el transporte de oxígeno a través de la sangre debe realizarse indefectiblemente unido a la hemoglobina (es mínima la cantidad de oxígeno disuelta en la sangre), por lo que el transporte de oxígeno desde los pulmones a todas las células del organismo va a depender de la hemoglobina. También es la hemoglobina quien traslada el dióxido de carbono desde los órganos y tejidos hasta los pulmones.

 

La hemoglobina tiene una función muy importante en el transporte de oxígeno, por lo que es de suma importancia mantener unos niveles estables. Unos niveles bajos de hemoglobina se relacionan con un bajo recuento de glóbulos rojos (muchas veces por falta de hierro), y en función de su valor puede considerarse una anemia, con todas las consecuencias que sobre la salud y la funcionalidad trae consigo. Por otra parte, unos niveles demasiado altos de hemoglobina tampoco son buenos ya que aumenta la viscosidad de la sangre y podría aumentar el riesgo de trombosis con el grave riesgo que puede conllevar.

El mantenimiento de unos niveles de hemoglobina normales precisan de una alimentación equilibrada y de hábitos saludables, pero hemorragias ocultas o en ocasiones déficits alimentarios o exceso de ejercicio físico, pueden dar lugar a una caída de los valores de hemoglobina con la instauración de una anemia. 

Niveles recomendados

Los valores de hemoglobina recomendados dependen de diversos factores: edad, sexo, tipo de vida deportiva y alimentación:

  • Niños/as entre 5-12 años: 11,5 g/dL
  • Niños/as entre 12 y 16 años: 12,0 g/dL
  • Hombres adultos: 13,8 y 17,2 g/dL
  • Mujeres embarazadas: 11,0 g/dL o superior

Debido a que es un elemento de gran importancia para nuestro organismo, es esencial mantener los niveles de hemoglobina bajo control. Para ello, es importante realizar ejercicio de manera regular y seguir una dieta equilibrada.