Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

TÉCNICA CORRECTA PARA LA TOMA DE MUESTRA DE SANGRE CAPILAR

Tanto la precisión como la fiabilidad de las mediciones de hemoglobina pueden verse afectadas por errores pre-analíticos. Para obtener resultados correctos, especialmente en la toma de muestra de sangre capilar (punta de los dedos), es esencial seguir un procedimiento estandarizado, y la persona que realiza la toma de muestra debe haber recibido la formación adecuada para evitar resultados de hemoglobina inexactos.

A continuación indicamos las posibles fuentes de error a la hora de realizar la toma de muestra:

Elección de la lanceta

La lanceta debe realizar una punción suficientemente profunda para garantizar un flujo sanguíneo adecuado (se recomiendan lancetas con una longitud entre 1,85 a 2,25 mm, dependiendo del grosor de la piel). Desde Hemoglobin.eu recomendamos que el grosor adecuado de las lancetas sea 21G, lo que nos asegura un rango de volumen de sangre de 75 a 125 microlitros.

Selección de la zona de punción

Para asegurarnos de que conseguimos un flujo de sangre constante y a la vez evitar que el paciente sienta dolor, debemos utilizar el dedo corazón o el anular (3º y 4º dedos). El dedo idóneo para ese fin se encuentra en la mano no dominante, puesto que por lo general tienen menos callos y son menos susceptibles al dolor en comparación con el dedo índice o el pulgar. También deberíamos evitar tomar la muestra de sangre del dedo pulgar debido a su pulso (presencia arterial). El dedo meñique no es el ideal para realizar la toma de muestra, ya que la distancia entre la superficie de la piel y el hueso es demasiado pequeña. La punción debe hacerse ligeramente descentrada desde la parte central y carnosa de la yema del dedo, cerca del costado.

Limpieza y desinfección

Después de limpiar y desinfectar la zona de punción, ésta debe secarse por completo. Cualquier resto de una solución desinfectante podría diluir la muestra de sangre y causar falsas bajas lecturas.

Punción

La persona que realice la toma de muestra debe sujetar el dedo del paciente. El dedo debe ser masajeado antes de la punción para activar la circulación sanguínea en la zona. Mantener una presión ligera en el momento de la punción ayuda a lograr una buena penetración de la lanceta. Tras la punción, el dedo puede ser masajeado para favorecer aún más la circulación sanguínea, pero caso de hacerlo en esta ocasión debe realizarse muy suavemente.

Flujo capilar

Las primeras 2-3 gotas de sangre deben ser desechadas limpiándolas con una gasa limpia. Se debe evitar el debilitamiento del flujo y la coagulación de la sangre, ya que puede causar resultados incorrectos. Un buen flujo capilar se consigue habitualmente 30-45 segundos después de la punción. La cubeta debe llenarse por completo con la tercera o cuarta gota de sangre y por tanto dicha gota debe tener el suficiente volumen como para llenar totalmente la cubeta. El llenado incompleto o las burbujas de aire producen resultados erróneos. El dedo no se debe presionar con demasiada fuerza, ya que esto puede favorecer el paso de fluido tisular hacia la sangre y provocar así falsas bajas lecturas.